Entrevista a uno que es compañero, coño

Tras la excelsa lección de periodismo que nos ha dado hoy El Confidencial entrevistando a Luis, el antisistema que trabaja en una carpintería, ofrecemos aquí a continuación otra entrevista de la misma o parecida fiabilidad a un agente de policía que es compañero, coño. Vamos, uno de los que suelen infiltrarse entre los carpinteros anarkistas, por supuesto con k, para causar conflictos y defender así el estado de derecho.
P: ¿Entonces es cierto que se infiltran entre los más violentos para provocar las algaradas?
R: Bueno, yo solo cumplo órdenes en realidad, y el mando a veces ordena esas cosas, así es. Todo el que ha ido a más de un par de manifestaciones lo sabe. ¿Por qué si no los disturbios suelen ser a la hora de los telediarios? Evidentemente es algo organizado, no hay nada casual. De este modo conseguimos que solo se hable de la violencia y no de las causas reales de las protestas.
P: ¿Y por qué no se debe hablar de las causas reales de las protestas?
R: Hombre, está claro. Tenemos un gobierno que está haciendo cosas que no le gustan a nadie, ni a los suyos, y que encima está lleno de gente corrupta con dinero negro de por medio y cosas así. Hablar de esas cosas no les viene nada bien. También es muy evidente, ¿no?
R: ¿Y usted, está de acuerdo con lo que está haciendo el gobierno?
R: Yo soy apolítico. Solo cumplo órdenes.
P: ¿Ni siquiera opina sobre la reducción de su salario?
R: Claro que eso no me gusta. Pero yo soy un profesional igualmente y me debo al servicio público.
P: ¿Alguna vez se ha llevado usted un palo por meterse entre los malos para cumplir con su alta misión?
R: Es raro, porque la verdad es que solemos tenerlo todo muy controlado. Casi todos los que estamos con la capucha somos infiltrados. Bueno, alguno hay que no, pero son tan pocos que es difícil equivocarse. Además, a unas malas, si la cosa se pone negra, siempre puedes gritar lo de “¡que soy compañero coño!” y listo.
P: ¿No cree que las vestimentas que lucen cuando se infiltran pueden ser contraproducentes, empezando por esas delatadoras capuchas?
R: Bah, y qué más da lo que llevemos. Tampoco hay que currárselo tanto. Total, nadie va a decir en la tele que hay infiltrados. De hecho, casi mejor que llevemos esas pintas, porque es muy televisivo. Les damos el guion de película de miedo ya hecho. En el fondo somos unos artistas. Anda que no he ensayado yo veces ante el espejo la escenita de Taxi Driver. Y la de Pulp Fiction. Esa del negro recitando la Biblia antes de volarle la tapa de los sesos a un perroflauta.
P: Pero esas escenas no tienen mucho que ver con la de grupos de antisistemas encapuchados protestando.
R: Oiga, yo solo le estaba abriendo mi corazón. Como en las entrevistas del Quintero ese.
P: Ya veo que tienen la sensibilidad muy a flor de piel. Sobre todo después de las protestas de los UIP por la actuación del mando en las cargas del sábado.
R: Es que no hay derecho. Casi machacan a mis compañeros por obligarles a aguantar en lugar de darles la orden de despejar la zona mandando refuerzos.
P: Entonces veo que a veces cuestionan las órdenes. ¿Menos cuando tienen que cargar en una plaza llena de gente, incluyendo niños y ancianos?
R: Oiga, eso es demagogia.
P: No lo creo. ¿Sabe lo que es demagogia?
R: ¿A que le meto un par de hostias?
P: Ya veo lo poco que duran los momentos sensibles de la policía.

Anuncios

Un pensamiento en “Entrevista a uno que es compañero, coño

  1. Pingback: Entrevista a uno que es compañero, coño

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s