Una sencilla manera de vencer a la ETA Global

Como ha dicho la siempre juiciosa Ana Botella, yo también condeno los atentados de Burgos. Y los del barrio de Sankt Pauli en Hamburgo, de donde posiblemente vinieran algunos de los violentos itinerantes. O tal vez fueron los mismos que tomaron hace meses el parque Gezi de Estambul, o los que de vez en cuando queman coches en los  suburbios de Londres o París. Quizá no, quizá estoy complicándolo todo innecesariamente y sea en realidad mucho más sencillo. Quizá son todos de la ETA. No solo los de Burgos, que a fin y al cabo está a tiro de piedra del País Vasco. No me extrañaría que también fueran etarras los de Turquía, Alemania o Francia.

Está claro, vivimos en un mundo dominado por terroristas, por la ETA Global, cuya única misión en la vida es hacer el mal e impedir el progreso. Las pruebas de ello son abundantes. Hay miles de películas que demuestran que la historia de la humanidad es una continua lucha del bien contra el mal. Ese bien que parecía haber triunfado para siempre cuando Fukuyama anunció el fin de la historia. Pero se pasó de ingenuo: el mal nunca muere del todo. Siempre habrá malvados cuyo único divertimento sea fastidiarnos este paraíso en vida en el que podríamos vivir si el bien triunfara de una vez y para siempre.

En conclusión, estamos en guerra constante contra el terrorismo. Ya lo dijo esa mente preclara que era el anterior presidente de los EEUU, George W. Bush. El tiempo le ha dado la razón y le ha puesto en el lugar que merece. Como a Aznar, su fiel compañero de fatigas. Ellos fueron los visionarios. Los que tuvieron el acierto de golpear primero. Porque saben que la única manera de defenderse de los violentos es atacar primero. No era guerra preventiva, era guerra democrática. La única manera de democratizar a los malos.

Otra muestra de lo preclaros que eran estos grandes demócratas. Recuerden la siguiente frase de Aznar: “Los que idearon el 11-M no están ni en desiertos remotos ni en montañas lejanas”. Lo que quería decir el prócer de la patria es que la ETA globalizada es un enemigo interior. Lo tenemos aquí al lado. Quizá en nuestra misma calle. Su vecino podría ser ETA. O el profesor de su hijo. O la enfermera que mañana le va a hacer una analítica de sangre.

Pero no teman, por favor. El objetivo de este texto no es atemorizarles. Nada más lejos de la intención de los buenos, cuya única misión en la vida es procurar el bien común de la humanidad a través de su preclara gobernanza.  Y protegerles del contagio del mal Para este fin, han puesto en marcha un sencillo protocolo que nos permite distinguir a los malos de los buenos rápidamente.

Dicho protocolo se basa en un principio lógico incuestionable: los malos son, por definición, los que no son los buenos. Así ha sido siempre en las películas y en los medios de comunicación. Por tanto, si quieren estar a salvo de la ETA Global, no tienen más que hacer caso de los buenos y denunciar a las personas que opinen o actúen de forma contraria a la que dictan los buenos. Como ven, no hay motivos para preocuparse si obedecen esta regla tan de sentido común. Es más, si empiezan a preocuparse, quizá sea porque están a punto de pensar un poco como los de la ETA Global. Porque si fueran buenos de verdad de la buena, no habría nada que temer. Ergo si temen algo, es que no son buenos del todo. Así que sonrían y aplaudan cuando salgan los buenos por la tele o les agasajen con su presencia en la la plaza de toros de su pueblo. Y si un día les cuesta sonreír, entréguense directamente a la policía para evitar males mayores.

Anuncios

Un pensamiento en “Una sencilla manera de vencer a la ETA Global

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s